viernes, 1 of marzo of 2024

El proyecto GASTROSENSE evoluciona la experiencia gastronómica integrando neurociencia, tecnología y diseño multisensorial

El restaurante Summum ubicado en las instalaciones del Hotel Alimara gestionado por Barcelona School of Tourism, Hospitality and Gastronomy (CETT) será el espacio objetivo de la investigación y en el que se realizarán las pruebas piloto de este proyecto.

En un esfuerzo pionero que fusiona neuroarquitectura, gastronomía y tecnología, el proyecto GASTROSENSE se embarca en una investigación innovadora para transformar la manera en que experimentamos y disfrutamos de los espacios gastronómicos.  

GASTROSENSE es un proyecto impulsado desde Interiors Living Lab y liderado por AMBIT Living Spaces Cluster. Entre su consorcio, cuenta con la colaboración de la Asociación Re Think Tourism y la participación de las empresas Faro Barcelona, Bassols, la startup Goli Neuromarketing y el estudio de interiorismo Somos Nido, junto a ELISAVA Facultad de Diseño e Ingeniería y CETT Barcelona School of Tourism, Hospitality and Gastronomy. 

El proyecto tiene como objetivo principal modelar un sistema multisensorial para codificar los elementos de la arquitectura y el interiorismo en el contexto gastronómico. La premisa es clara: diseñar espacios gastronómicos que no solo satisfagan las necesidades funcionales, sino que también se centren en las necesidades fisiológicas, emocionales y cognitivas de comensales y empleados.

La clave reside en la integración de la neurociencia computacional, que proporcionará datos en tiempo real sobre las respuestas neurológicas, fisiológicas y ambientales de los usuarios en estos espacios. Estos datos, recopilados de manera no invasiva, permitirán adaptaciones dinámicas para mejorar las experiencias gastronómicas, ofreciendo una mayor eficiencia en las intervenciones realizadas en el entorno.

GASTROSENSE aborda la necesidad de personalización en el sector gastronómico, reconociendo que no todas las personas perciben y sienten de la misma manera. La investigación propone establecer relaciones precisas entre la percepción, la respuesta emocional y el comportamiento de los comensales, considerando tanto el diseño del espacio como los productos hábitat utilizados.

La iniciativa también busca identificar cómo diferentes parámetros ambientales, como condiciones físico-ambientales, materialidad, distribución del espacio y estilos, afectan la experiencia y preferencias de los clientes durante una comida. El análisis de datos masivos desempeñará un papel crucial en este proceso.

En última instancia, GASTROSENSE aspira a ofrecer herramientas y soluciones tecnológicas que estimulen la innovación en el diseño de experiencias gastronómicas significativas, potenciando el bienestar de clientes y trabajadores y contribuyendo al desarrollo sostenible del negocio. Con un enfoque en el Diseño Basado en Evidencias, el proyecto promete revolucionar la forma en que concebimos y disfrutamos de los espacios gastronómicos en el futuro. 

El proyecto GASTROSENSE está cofinanciado por el Programa de Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI) del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, contando con el apoyo de la Unión Europea a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.